Leticia Servín. Embrujo

Hace ya unos ayeres que vi por primera vez a la Servín en el Alicia, en aquella ocasión compartiendo el escenario nada más y nada menos que con Rafael Catana y Arturo Meza; a pesar del cartelote con el que alternó esa noche, a pesar de que salió solita y su guitarra a cantar, a pesar de que no es muy conocida por estos rumbos y más a mi pesar por los pellizcones que me daba mi musa inspiratriz, rabiosa de celos mientras nuestra cantautora en turno se refinaba EL CORRIDO PORNO y me provocaba sentimientos extraños, esa vez le fue muy bien; claro, es de reconocer su calidad como cantautora y su voz que bien me vale otra ronda de pellizcos. Para muestra esta canción que es la que más me gusta de la Servín.


Tengo,

una garganta abandonada,

una voz asilábica

que no cesa de enmudecer.

Una lumbre,

que construye silencios enterrados

ojos en espejo

perpetuando el trazo de mirarte.


tengo

una garganta abandonada

una voz asilamica,

que no cesa de enmudecer.

Tengo

una palabra tendida en infinito

una cascada de abstracciones sobre tu nombre,

sobre tu nombre,

tengo una catastrofe,

y un embrujo de lenguaje,

y una soledad magnetica,

que me abraza entre olvidos y promesas

entre olvidos y promesas, yo tengo una catastrofe

yo tengo una catastrofe, y una soledad magnetica,

que me abraza entre olvidos y promesas,

Deja un comentario

Archivado bajo 2001, Cantautores, Leticia Servín, México, Rock rupestre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s