El punto que necesitaba (0-0)


Paraguay empató 0-0 con Nueva Zelanda y le alcanzó para avanzar a octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 como ganador del Grupo F. Los Kiwis, en cambio, se vuelven a casa a pesar de terminar invictos. El encuentro se disputó el jueves 24 de junio en el Estadio Peter Mokaba de la ciudad de Polokwane.

Ambos equipos saltaron al campo de juego con esquemas similares: dos líneas compactas para defender y tres delanteros para atacar. La diferencia radicó en la manera de llevar el balón hasta posiciones ofensivas: mientras los paraguayos apostaron más al toque y a la rotación, y eventualmente utilizaron los pelotazos cruzados como una mera alternativa, los neozelandeses buscaron constantemente balones largos para sus atacantes.

A medida que sus volantes y puntas aceitaron los mecanismos de rotación, Paraguay fue adueñándose de la posesión de balón, aunque sin profundidad. Entonces, apenas si inquietó a su rival dos disparos de media distancia de su lateral derecho Denis Caniza, uno de Nelson Haedo Valdez, el más parejo de los sudamericanos en la etapa inicial, y otro de Oscar Cardozo.

Nueva Zelanda, mientras tanto, siguió con su libreto de no perder el orden, y más allá de apostar alguna pelota detenida, sólo hizo trabajar a Justo Villar en un par de centros cerrados que el arquero controló sin mayores problemas. El 0-0 con el que se fueron al descanso era un buen resumen del primer tiempo.

Sin goles pero con algunas emociones
Los Kiwis, no obstante, contaron con la primera gran oportunidad del complemento, cuando Simon Elliot recogió un rechazo corto de un defensor paraguayo a la entrada del área sobre la izquierda y elevó por poco su remate.

Sin embargo, esa jugada en el minuto 49’ pareció sacada de contexto, ya que rápidamente Paraguay retomó las riendas del desarrollo, aunque siguió sin encontrar los caminos hacia Mark Paston. Recién a los 62’ puso a prueba seriamente al arquero, que evitó la caída de su valla ante un remate desde corta distancia de Cristian Riveros a la salida de un córner.

Ambos entrenadores buscaron respuestas en la banca enrocando delanteros: Gerardo Martino puso a Edgar Benítez y Lucas Barrios por Cardozo y Haedo Valdez; Ricky Herbert a Chris Wood por Rory Fallon. Los cambios despertaron a Paraguay, que presionó e hizo figura a Paston, quien le ahogó festejos a Benítez, a Barrios y a Roque Santa Cruz.

Si bien Nueva Zelanda quemó sus naves sobre el final, jamás inquietó realmente a Paraguay, que redondeó muy buena primera fase y espera ahora el desenlace del Grupo E para saber quien será su rival en el próximo martes 29 en Tshwane/Pretoria.

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias, Nueva Zelanda, Pambolerías, Paraguay, Sudáfrica 2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s