Siempre Alemania (4-0)


En una actuación contundente, Alemania goleó 4-0 a Australia en el segundo partido del Grupo D de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 disputado en el estadio de Durban el domingo 13 de junio.

El comienzo del encuentro mostró a una Alemania lenta, tratando de acomodarse en el campo y así fue como Australia dispuso de su primera posibilidad de abrir el marcador. Tras un tiro de esquina, Tim Cahill cabeceó una pelota que conectó Richard García y Philipp Lahm logró desviar. Parecía que los Socceroos podrían sorprender.

Pero los tres veces campeones del mundo impusieron su acostumbrado orden y a partir de ahí manejaron el balón casi a voluntad. Apareció la figura de Mesut Oezil, criterioso para distribuir, sorprender y exhibir su habilidad. No tardó Alemania, entonces, en anotar el primer gol de la noche de Durban. Tras una rápida y sincronizada jugada, Oezil dio un pase en profundidad para Thomas Mueller, que ejecutó un preciso centro para la entrada de Lukas Podolski, quien remató un potente zurdazo que venció la resistencia de Mark Schwarzer (1-0, 8′).

Oezil manejó los tiempos y se transformó en el conductor teutón y hasta le dio servida una pelota a Miroslav Klose, quien de manera increíble no pudo enviar al fondo de la red. La superioridad germana ya era cabal y no tardó mucho en plasmarse en el resultado. Luego, Lahm envío un certero centro que Klose transformó en gol ante la salida del portero australiano (2-0, 26′).

La primera etapa continuó con el dominio alemán y la impotencia del conjunto de Oceanía, que no dispuso de situaciones para descontar. Alemania pudo anotar otro tanto a través de Oezil, quien eludió al arquero tras un milimétrico pase de Podolski, pero el esférico se le fue largo.

Marcha triunfal
En el complemento, todo fue para los alemanes. Mucho más luego de la expulsión de Cahill. Alemania sometió a los Socceroos con toques rápidos, su claridad y contundencia. Mueller anotó el tercer gol con un justo remate que entró luego de pegar en el poste derecho del guardavallas (3-0, 68′). Y minutos después, Cacau estiró la ventaja después de que Oezil le sirviera un balón que el jugador nacido en Brasil sólo tuvo que empujar (4-0, 70′).

El encuentro se mantuvo con la misma tónica y los germanos sólo tuvieron que esperar al pitazo final del árbitro. Con este desempeño, Alemania despejó cualquier duda acerca de su favoritismo en esta Copa Mundial de la FIFA y ratificó que, una vez más, podría estar en la pelea.

El próximo 18 de junio, Alemania se enfrentará a Serbia en el estadio Nelson Mandela de Puerto Elizabeth a las 13:30 (hora sudafricana), mientras que Australia se verá con Ghana en el estadio Real Bafokeng de Rustenburgo el mismo día a las 16:00.

Deja un comentario

Archivado bajo Alemania, Australia, Noticias, Pambolerías, Sudáfrica 2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s