Amparo Ochoa. La Adelita



María Amparo Ochoa Castaños, fue una cantante mexicana que perteneció a una generación de cantautores que tuvo su origen en la década de los sesenta, y emergió desde un principio como la gran figura de la entonces naciente Nueva Canción.Falleció de cáncer de estómago en 1994.

En lo alto de la abrupta serranía

acampado se encontraba un regimiento
y una moza que valiente los seguia
locamente enamorada del sargento.
Popular entre la tropa era Adelita
la mujer que el sargento idolatraba
porque a más de ser valiente era bonita
y hasta el mismo coronel la respetaba.
Pues sabia
que decía
aquel que tanto la quería
Adelita se llama la joven,
a quien yo quiero y no puedo olvidar,
en el mundo yo tengo una rosa
y con el tiempo la voy a cortar.
Si Adelita quisiera ser mi novia
y si Adelita fuera mi mujer
le compraria un vestido de seda
para llevarla a bailar al cuartel.
Una noche en que la escolta regresaba
conduciendo entre sus filas al sargento
en la voz de una mujer que sollozaba
la plegaria seescucho en el campamento.
Al oírla el sargento temeroso
de perder para siempre a su adorada
ocultando su emoción bajo el embozo,
A su amada le canto de esta manera:
Y se oía
que decía
aquel que tanto la quería
Si Adelita se fuera con otro
le seguiría la huella sin cesar
si por mar en un buque de guerra
si por tierra en un tren militar
Soy soldado y la patria me llama
a los campos que vaya a pelear
Adelita Adelita de mi alma
no me vayas por Dios a olvidar
Y despues que termino una cruel batalla
Y la tropa abandonó su campamento,
Por las bajas que causara la metralla
Muy diezmado regresaba el regimiento
El sargento recordando los quereres,
Los soldados que volvian de la guerra
Recriendoles su amor otras mujeres
Entonaban este himno de la guerra:
Y se oía
que decía
aquel que tanto la quería
Y si acaso yo muero en campaña
y mi cadáver en el campo va quedar
Adelita por Dios te lo ruego
que con tus ojos me vengas a llorar.
Toca el clarín de campaña a la guerra
salga el valiente guerrero a pelear
correrán los arroyos de sangre
que gobierne tirano jamás.
Que si Adelita quisiera ser mi novia
y si Adelita fuera mi mujer
le compraria un vestido de seda
para llevarla a bailar al cuartel.

Deja un comentario

Archivado bajo 1994, Canción ranchera, Corridos, México, Música del mundo, Nueva trova, Voces del más allá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s